Triste realidad, divididos por una cerca.