Detenerse a pensar en todo aquello que no tienes en a vida no te llevará a ninguna parte. No obstante, atender y centrarse en todo lo bueno y positivo que has conseguido hasta ahora, en cómo los demás te han apoyado y valorado en tus ideas, en definitiva, en estar agradecido por todo lo que tienes y eres, ayudará a que enfoques lo verdaderamente importante y productivo para tu vida. Todo es poco por agradecer, incluso el hecho de estar ahí leyendo esto ahora mismo y poder disfrutar de ello, es algo digno de agradecer.