El perro dispara a su dueño y lo envía al hospital

Gilligan, del condado de Doña Ana en Nuevo México, recibió un disparo en la espalda mientras estaba sentado en el asiento delantero de su camioneta estacionada, durante un viaje de caza con sus tres perros  Charlie, Scooter y Cowboy, al oeste de Las Cruces,  Charlie metió la pata en el gatillo de la pistola y yo me incliné hacia adelante, él se levantó del asiento y atrapó el gatillo, y disparó”, dijo Gilligan al periódico. “Fue un accidente raro, pero es verdad, eso es lo que sucedió”. La bala de escopeta disparada por Charlie, golpeó el asiento del conductor y entró en la espalda de Gilligan, rompiendo varias costillas y su clavícula. Tuvo suerte de sobrevivir al extraño accidente, dice Gilligan.

Jose Valenzuela

Jose Valenzuela

Want to know more about Jose Valenzuela? Read more

title

Content Goes Here