La prostitucion los mantenia mas cerca a Dios.

1. La prostitución era un mal necesario Los clérigos trataron de impedirla pero descubrieron que al tener sexo, los hombres se mantenían centrados en el camino de Dios: no se corrompían, respetaban a las mujeres y no demostraban prácticas homosexuales. Además la iglesia consideraba esta práctica como un oficio de salubridad pública e importante actividad económica.

title

Content Goes Here