7 años en prisión por estafar a inmigrantes

Ante el clima de miedo que están generando las políticas migratorias de Donald Trump, las autoridades en la Gran Manzana están alertando sobre las estafas cometidas por falsos agentes de Inmigración.

El fiscal general interino de Brooklyn, Eric González, anunció este miércoles el caso de Israel Torres, quien fue acusado de fraude y hurto agravado por hacerse pasar como un empleado de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y estafar $5,000 a tres inmigrantes.

“No vamos a permitir que los estafadores se beneficien del actual clima de temor y confusión en la comunidad inmigrante para ganar dinero mientras hacen promesas falsas”, expresó González, asegurando que protegerá a los inmigrantes. “Estoy comprometido a preservar esa confianza y procesar a quien sea que ataque a los miembros más vulnerables de esta y cualquier comunidad en Brooklyn”, añadió.

Según la Fiscalía, Torres, de 57 años, convencía a sus víctimas de que él trabajaba con USCIS en el 26 de Federal Plaza, en Manhattan.

El acusado le dijo a la primera víctima en abril del 2015 que podía conseguirle el ‘Green Card’ a su esposo indocumentado si le daba $3,200, cual ella pagó en efectivo. El acusado no le dio un recibo o prueba de pago y su esposo nunca recibió la residencia legal permanente.

La segunda víctima era alguien que ya tenía la residencia pero que quería ciudadanía estadounidense. Torres le dijo que podía facilitar el proceso de documentación y le cobró $1,000. Ella también pagó en efectivo y nunca consiguió la ciudadanía.

A la tercera estafada Torres le prometió que podía ayudarla a adquirir la residencia permanente para un miembro de su familia en la República Dominicana. La mujer le pagó $800 en efectivo y en este caso sí obtuvo un recibo. Cuando su familiar no recibió el estatus de residencia, la mujer le pidió su dinero de vuelta, pero sólo recibió $300.

Torres enfrenta hasta 7 años en la cárcel si es encontrado culpable. El acusado está arrestado bajo una fianza de $10,000 y volverá a la corte el 29 de marzo.

Aunque la estafa se llevó a cabo en el 2015, Steven Choi, director ejecutivo de New York Immigration Coalition dijo que la acusación es un buen precedente.

“En estos tiempos aterradores para los inmigrantes hemos visto un aumento agudo en los esquemas de fraude que se aprovechan de los que tienen miedo de la deportación”, expresó Choi quien elogió los esfuerzos de la Fiscalía de Brooklyn y prometió continuar trabajando juntos “para asegurarse que nuestra ciudad se mantenga un lugar seguro para todos

title

Content Goes Here